Especializan en niñas, niños y adolescentes a personal de la Fiscalía


 

Orientar de la mejor manera a un menor de edad en conflicto con la ley, no solo es brindar justicia a quien la exige, sino también ayudar a quien por sus circunstancias de vida y aprendizaje se ha desviado del camino, coincidieron especialistas en justicia para adolescentes, durante la clausura del posgrado “Especialización en el Sistema Integral de Justicia Penal para Niñas, Niños y Adolescentes”.

En evento encabezado por el fiscal General del Estado, Juan Manuel León León y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Ricardo de Jesús Ávila Heredia, un total de 43 funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE) recibieron sus respectivos reconocimientos, tras el convenio signado entre esta dependencia y el Poder Judicial, en materia de capacitación.

“Este proceso de profesionalización nos fortalece como institución pues se afianza la procuración de justicia en un tema trascendental como lo es el de la atención de niñas, niños y adolescentes, por lo que es un paso adelante que ayudará a enfrentar los retos que nuestra labor requiere, sobre todo por la complejidad de la sociedad que estamos viviendo”, subrayó el abogado del Estado.

Tras un año de instrucción, los especialistas resaltaron este tipo de convenios que impulsaron el posgrado pues capacita a los participantes para brindar una mejor atención a ese segmento de la población, porque la justicia para adolescentes no solo es un derecho, ni una restauración, sino también un tema de reeducación cuando se habla de las nuevas generaciones.

En ese sentido, se hizo énfasis en la importancia de conocer las circunstancias particulares de los adolescentes que cometen una conducta delictiva para enfocar las medidas de sanción en lo que más les beneficia, pero también en la trascendencia del respeto de los derechos humanos y la correcta ejecución de acciones enfocadas a la reinserción social.

Al respecto, el magistrado Santiago Altamirano Escalante resaltó que la Fiscalía apueste por la especialización de sus profesionales en la materia, pues la justicia para los adolescentes es un derecho, pero también representa una de las principales aristas de la transformación de los derechos humanos a nivel internacional.

Ante ello, hizo énfasis en que los adolescentes son sujetos de derecho, por lo que el enfoque de la justicia para ese sector de la población no solo es la reintegración, sino la reeducación del adolescente.

En representación de los graduados, María Luisa Briceño Aguilar agradeció la oportunidad pues un posgrado con carga especializante, les acredita en materia de niñas, niños y adolescentes, lo que destacó como “Una responsabilidad como personas y profesionistas porque también significa una gran oportunidad para contribuir a formar una sociedad yucateca armónica, en el ámbito de la legalidad”.